Inicio • Fundación • Colabora • Actividades • Colección • Jan van Eden-biografia • Contacto


 

 

 

 

En Memoriam Pepa

Pepa van Eden - Santolaria Garcia (Melilla, Spain 17-03-1945 - Amsterdam, Netherlands 09-01-2015)

 

Habiendo vivido venturosamente 70 años, Pepa ha muerto después de una corta enfermedad. Inesperadamente, después de Navidad le diagnosticaron un tumor cerebral muy agresivo que sólo hubiese podido ser objeto de un tratamiento paliativo.

El pronóstico médico fue un duro e inesperado mazazo, teniendo en cuenta que Pepa era tan activa en su galería, el B&B, la promoción de nuevas iniciativas y la Fundación en Sabayés.

Ha mantenido la mente clara hasta el último aliento, la enfermedad no le afectó la parte cognitiva del cerebro. Pepa y yo nos conocíamos desde hace 50 años y vivíamos en perfecta simbiosis. Buscaba sin descanso elevar su vida y la de los demás al nivel más alto posible por medio del arte. 

Su corazón estaba en el continente africano y tenía lazos emocionales muy fuertes con América Latina y Oriente Medio, donde vivimos y trabajamos durante muchos años. Con su radical sentido de la justicia desafiaba continuamente el consenso que la sociedad sostiene rigurosamente. 

Pepa no quiso tener hijos pero muchas personas encontraron en ella una madre. Su vitalidad y su inspiración siempre viva fueron la base de amistades muy duraderas.

La despedida ocurrió en silencio para casi todos vosotros pero seguro que tendremos ocasión de recordarla un día todos juntos. Pepa era quien me mantenía en contacto con vosotros pero me gustaría mucho que continuásemos nuestra relación de amistad.

Os agradecería recibir vuestras reacciones por correo electrónico, mejor que por teléfono.

He publicado algunas reacciones vuestras como recordatorio en este página web. http://www.fundacionvanes.org.es/Pepa-ES.htm

Hicimos todo juntos
Jan van Eden

 

 

He hablado con Pepa mucho rato, con muchas lágrimas en los ojos pero ella serena y con las ideas muy claras. Su mano izquierda muy frágil entre las mías, manojo de cañas secas. Hablaba lentamente, no por debilidad sino como eco de la paz que la inundaba corroborada por la inmutable decisión en sus ojos. El punto y final de cada frase era una sonrisa suya, esa sonrisa abierta a la complicidad pero tan concluyente, tan suya.

De vez en cuando repetía como un mantra 'el circulo se ha cerrado' y acompañaba la frase dibujando un círculo amplio en el aire con la mano derecha, un círculo que abarcaba toda su vida y a todos nosotros que estamos en ella dándonos a beber su bondad.

 Me ha encargado que os diga que os quiere mucho y que os desea mucha fuerza y felicidad. Ha mantenido la lucidez, la serenidad y su espíritu luchador hasta el último momento animándonos y dándonos instrucciones.
Una muerte admirable para una vida completa y admirable, un círculo que acaba de cerrarse. Ya no está aquí pero habita en quienes la vivimos ... y la sufrimos.

Miguel (hermano)

 

 

Te aseguro que, quizás incomprensiblemente, desde aquí todo es más fácil que desde allí. Lo que nos duele es NUESTRA pérdida. Ella está tan centrada en su tarea que parece no sufrir síquicamente y no sufre físicamente.
Mi hermana es, sobre todo, un alma que ha utilizado un cuerpo para expresarse, para disfrutar, para hacer lo que ha querido hacer.Hasta hace veinte días vivió ilusionada, con mucha energía, desarrollando muchos proyectos, queriéndonos a todos, una vida que vale por cien.

En este momento su cuerpo ya no le sirve para hacer lo que desea hacer. No sufre pero no puede moverse fuera de la cama, no puede seguir relacionándose por medio del ordenador con su familia, sus artistas, sus amigos. No puede ver bien la pantalla ni escribir en el teclado. No puede seguir preparando ni presentando exposiciones. No puede seguir atendiendo a los clientes del B&B. No puede volar a España, a Sabayés, para seguir construyendo la Fundación que ella y Jan han soñado.

Su alma renuncia a su cuerpo, lo envía a la chatarra. Ella lo expresa muy bien 'se me ha metido un alienígena, ya no es mi cuerpo'.
Ya nunca le va a valer otra vez como instrumento para vivir SU vida, la vida que quiere vivir, no otra vida que no quiere ni le interesa vivir.

No tenemos derecho a 'obligarla' a quedarse para 'disfrutar' un poco más de ella si ella quiere irse.
Se impone el respeto.

Lo mismo quiero para mí, cuando mi cuerpo ya no me sirva para amar disfrutar gozar. No sé si sabré ser tan valiente, auténtico y consecuente como ella. Una lección de vida, una lección de muerte.

Miguel (hermano)

 

No puedo parar de llorar, otro pilar que se nos va!

Pero quiero que le digas a tía que estoy muy orgullosa de ser su sobrina, de todo lo que he aprendido de ella, que siempre la llevarmos en nuestro corazón, que cuidaremos a tío, y que es muy valiente con la decisión que ha tomado y que yo también le apoyo. Que es una mujer admirable, no tengo palabras para decir lo importante que ha sido en mi vida, y que le quiero mucho!

Se nos va a quedar un vacío muy muy grande dificil de llenar, ahora estoy pensando en mí, ahora pienso en tía, creo que no merece la pena seguir, muchas veces lo hemos comentado, en estas situaciones es mejor morir, pero que duro! Eres muy valiente!

El otro día volví a ver el video de Españoles por el mundo, así te recordarmos, con tu bici por Amsterdam.

Carmen (sobrina)

 

Queridísima tía amorosa y protectora:

Te escribo esta carta desde mi corazón, donde estás y estarás siempre muy presente.

Eres y has sido una parte muuuuy importante en mi vida. TU BUEN CORAZÓN Y SOBRETODO TU GRAN GENEROSIDAD diaria y diaria y diaria es uno de los mayores ejemplos y aprendizajes que he tenido en lo que llevo de vida, como un regalo de ti hacia mí del cual siempre estaré agradecida. Bueno, me has regalado sobre todo tu AMOR Y PROTECCIÓN desde que era niña, desde que nací, desde mi siempre… EL AMOR A TU FAMILIA Y A TÍO, a la cual estoy muy orgullosa de pertenecer, ha contribuido a que siempre estemos muy unidos y eso es muy bonito.

El cuidado que le diste a los abuelos también ha sido muy bonito y ejemplarizante. Y así es la vida, aprendemos de nuestras experiencias y de los que estamos alrededor y yo he tenido la gran suerte de aprender muchas cosas de ti que te agradezco enormemente desde mi corazón

Recuerdo muchísimas cosas de mi infancia y de mi vida contigo que son un tesoro para mí. Cuando me hacías las trencitas, cuando en la adolescencia hice ese viaje maravilloso a Amsterdam donde me sentí tan bien, y me enseñaste, junto con tío, los museos y aprendí a mirar un cuadro, y sentí el cariño y amor de vosotros hacia mí, cómo me cuidábais como un tesoro, cuando me enseñaste con grandísimo cariño a hacer muñecos de cerámica y cómo disfruté y disfrutabais conmigo, cuando te iba a buscar al trabajo y nos tomábamos un almuerzo juntas… Cuando era pequeñita y veníais de otros países recuerdo la gran alegría e ilusión que me producía… no sé explicarlo con palabras; Tus consejos en la cocina, en la organización que tú siempre haces con mayúsculas, cuando me pagaste el carnet de conducir y tantos sobrecitos que me has regalado… He sentido un gran amor de ti para mí y mucha protección, me hacía sentir más segura, como un respaldo presente siempre, como puedes ver… y ese es un gran tesoro mío del que siempre te estaré agradecida.

Quiero agradecerte todo esto y mucho más que ahora no logro escribir queridísima tía…, por no sacar más emocionalidad.

Admiro de ti cómo te has movido en la vida, tu gran valentía e ilusión, tu incansable energía y sobretodo cómo nos has querido.

Esta no es una despedida para siempre, porque yo pienso, querida tía, que venimos una y otra vez a nacer a esta tierra para aprender. También creo que existe un Dios, no como el que nos han contado, no un Dios castigador, que existe la bondad y la ayuda cuando uno la necesita.

Reconozco que cuando tío me dio la noticia de que tenías un tumor cerebral sentí bastante desesperación, bueno ya antes, cuando te escribí con las fotos, pero ahora entiendo que la vida es así, nacemos y morimos…, es así de sencillo en realidad y estoy mucho más calmada. Te lo digo para que no te preocupes por mí, que te conozco… Claro que te echaré de menos, muchísimo, pero sé que estarás bien allí a donde vas…

Querida tía, quiero que sepas que te quiero y siempre te he querido y que me siento muy afortunada de haberte tenido en esta vida cerca, a mi lado y espero ser tan buena tía con Zoë como tú con nosotros.

Te quiero muchísimo y formas parte de mí como un gran orgullo.

Te quiero muchísimo

Ana (sobrina)

 

Hola Pepa, nunca hubiera podido imaginar que las noticias que recibiríamos de Jan nos dejarían tan helados y doloridos, tan magullados por la poca compasión que la enfermedad ha tenido con esta familia, tan golpeados por la repetición del cáncer, porque la enseñanza que deja la muerte no te sirve cuando vuelve a llegar, porque te vuelve a doler como la primera vez.

Pepa, tú y yo hemos tenido nuestras diferencias, pero quiero que sepas que estoy muy agradecido de haber sido aceptado desde el primer minuto como uno más en Sabayés. Vosotros como familia llevábais mucho tiempo juntos, pero yo he sido un recién llegado. Allí siempre hemos tenido un lugar, y eso ha sido muy importante al vivir tan lejos. Que querais tanto a Carmen y Ana, y el amor que le tenéis a Zoë no sólo me gusta, me gusta muchísimo, da placer sólo ver vuestras miradas hacia ella. Da tranquilidad. Da paz.

¿Qué se puede hacer ante la llegada de la enfermedad si no te da la oportunidad de luchar? Aceptarlo, despedirse y dejarse ir en paz. Pero eso es en el plano teórico. Yo estoy de acuerdo. Estoy muy de acuerdo. Pero y cuando llega el momento, cuando llega esa realidad que tan clara parecía en el plano teórico. Intento pensar qué haría si me ocurriese a mí. Dolor, terror a dejar a Zoë. Sería egoista y querría disfrutarla un minuto más. Por eso tu lucidez, claridad, tranquilidad que nos ha transmitido Miguel me deja helado, a la par que impactado, y leo en ella una enseñanza de humildad, de confianza en los que quedan, en que continuarán el camino emprendido.

Hay personas que le coge la muerte en la cama, en el sillón, como si la estuvieran esperando hace años, siglos. Pero para otros la muerte siempre llega pronto, demasiado puntual a una cita a la que no queremos ir. Porque nos comeríamos una vida tras otra, enlazando proyectos, creaciones y aventuras, porque como te he oído alguna vez, queda tanto por hacer, hay tanto trabajo pendiente. Me vienen a la mente las imágenes de "Blade Runner" en el que el replicante va en busca de su creador para preguntarle por qué le puso una fecha de caducidad, por qué le dió una vida finita, para finalmente exigirle más vida con violencia extrema. Pero ese planteamiento que me parece perfecto, sólo sería aplicable en el caso de que hubiera un ser creador, que no es el caso, porque solos nacemos y solos morimos, y como dicen los anarquistas cuando te llega el momento, que la tierra te sea leve.

Pero hay personas como tú que se diferencian de los demás en la riqueza de su vida. En el cúmulo de creatividad que han aportado a la sociedad, o en la posibilidad de abrir puertas para que otros hayan podido crear, modificar la realidad, cambiar la forma de vida de las personas, mejorar, dulcificar la existencia. Y ese ya es un gran premio, un gran bagaje, la gasolina imprescindible para poderte despedir con plenitud.

Imagino que estos últimos días tu cabeza será un hervidero, un pararrayos de ideas, un laboratorio de futuro para Jan, para la Fundación, para tus artistas, para tu hermano, para tus sobrinas, para Zoë. Yo humildemente te puedo decir que voy a cuidar mucho a Carmen y Zoë, también a Ana. Incluso a Miguel si se deja, también discutiremos algún rato, lo uno no quita lo otro. Y si puedo ayudar cuando coincidamos, ayudaré a Jan en lo que me pida, y en lo que yo pueda aportar. Siempre nos encontrará. Siempre estaremos allí.

En Sabayés hemos reído y hemos llorado.

Hemos mirado al cielo buscando estrellas,

hemos lanzado preguntas y esperado respuestas.

Hemos construido sueños,

en silencio, con susurros, a grandes voces.

Conversaciones, comidas, discusiones.

Imagino que lo seguiremos haciendo,

pero no será lo mismo, te echaremos de menos.

Es difícil despedirse en la distancia,

no sabes bien cómo se hace eso,

si estuviera ahora en Amsterdam,

la imposibilidad de las palabras ahogadas

las llenaría con un fuerte abrazo.

Espero podérselo dar a Jan en la primera ocasión que tengamos.

Fuerte, fuerte abrazo.

Marco

 

Mi querida Pepa!

Qué incomprensible, qué hueco ha quedado en mi corazón, qué horror de soledad, de ausencia, de desesperación. Qué irremediable pérdida en mi vida, en todas las vidas de los que tuvimos la dicha y oportunidad de conocerte y de compartir la belleza del mundo visto a través de tu ojos.

Me enseñaste tanto sobre la vida, sobre el arte, caminando rápidamente por las calles de Ámsterdam para no morirnos de frío, al mismo tiempo que me enseñabas a adaptarme a mi nueva vida en este país. Qué cosas abandonar y qué cosas no olvidar de mis raíces, qué cosas adoptar de mi nueva cultura. Contigo aprendí a vivir aquí, a respetar las diferencias y a luchar por las ideas inamovibles que forman quien soy.

Fuiste tanto mi amiga como mi madre, mi hermana, fuiste la abuela de Laura y aunque yo sé que tú estás mejor donde estás ahora, siento mucho que mi hija no haya vivido más días, más momentos contigo. Compartías tu cariño al igual que tus comidas y siempre había más desde una fuente inagotable y renovable. Fiel compañera de los momentos difíciles, nada de todo lo que convivimos me preparó para la vida sin ti. Me duele todo pero me ayudan las herramientas que me enseñaste a utilizar para combatir la soledad, para sobrellevar la decepción, para apaciguar la furia.

Mi Pepa querida, tu legado seguirá en mi vida y en la vida de tantos otros mientras haya quienes te recuerden y yo sé que seremos cientos – desde los que te conocieron unas horas en el B&B pasando por los artistas cuyas carreras tomaron otro rumbo bajo tu tutela y tu familia y amigos que te conocieron íntimamente, toda la gente que tocaste con tu vida, tu cariño y tus sonrisas. Dejaste una clara huella en todos nosotros ya que tu paso por la vida proyectaba luz por donde quiera que fueras, mujer de paso fuerte, ideas claras y convicciones inequívocas.

Te quiero mucho Pepa y siempre serás parte de mí y de mi familia, me siento tan orgullosa de haberte conocido y de que hayas sido la Nina de Laura.

Este cariño que siento será para siempre.

Lilian

 

Oh, Jan, no puedes imaginar cuánta tristeza me ha provocado leer tu mensaje. Todavía no puedo creerlo, lo siento muchísimo y entiendo el profundo dolor que debe usted estar sintiendo en este momento. No sé si me recuerda pero estuve grabando con ustedes en su galería de Ámsterdam. Fue un día tan especial, para mí fue como si conociera a Pepa de toda la vida, me cautivó la luz que desprendía, su energía, su belleza elegante, su amor por usted... Me impactó el amor que se profesaban mutuamente, el modo en el que Pepa me contó su historia en común, su inmenso e infintito amor, tan respetuoso y tan puro... Porque ella era así, respetuosa y PURA. Es difícil trasmitir el impaco que Pepa produjo en mí, nos conocimos durante un solo día, hará 6 años en abril, no volvimos a vernos pero para mí ha caminado conmigo todo este tiempo. Como usted dice, era un sentimiento casi maternal. Siempre me informaba de nuevas exposiciones y me invitaba a Pirineos, nunca pude ir pero siempre la sentí cerca. Cuando lei que se había ido, se me rompió un trocito de muy dentro. Recuerdo como Pepa pronunciaba su nombre con orgullo, se le llenaba la boca: Jan Van Eden. Si algún dia pudiera encontrar una centesima parte del amor que ustedes sentían me sentiría la más afortunada de las mujeres. Pepa me marcó, no sé cómo explicarlo y no sé si alguien lo entendería si lo intentara pero Pepa es especial, única y me marcó. Estés donde estés, Pepa, quiero decirte que me siento privilegiada por haberte conocido. Gracias por haber compartido camino conmigo, aunque solo fuera un día... Gracias.

Belén Rodriguez (TV espanola. direccion del programma Espanoles en el mundo)

 

MI querida Pepa, 

Ahora con más energía que nunca agarras el manillar de tu bicicleta para emprender tu gran viaje. Allá nos encontraremos y seguiremos montando exposiciones de arte y proyecciones de cine español! siempre acompañadas de un buen vino, por supuesto. Me despido de momento pletórica, sintiéndome la mujer más afortunada del planeta por haber tenido la suerte de cruzarme en tu camino. Eres la mujer más inspiradora y vital que he conocido. Gracias por enseñarme tanto, y apoyarme desde el primer minuto que nos conocimos en mi llegada a Amsterdam. Te estaré eternamente agradecida. 

Te quiero muchísimo.

Un fuerte abrazo.

Virginia (Cine sin fin)

 

Acabamos de recibir la noticia de la partida de Pepa, y Leonor y yo nos hemos quedado destrozados, y llorando por las esquinas. Miles de recuerdos me vienen a la cabeza de tantas cosas que hemos hecho, tantas conversaciones, tantos proyectos desde hace más de 20 años que nos conocemos.. y lo cierto es que no sé ni qué decir, sólo recordar unas palabras de nuestro querido y compartido poeta palestino Mahmoud Darwish, luchadaor  como vosotros, soñador como vosotros...

 
Veo lo que quiero ver... Del alma: la cara de la piedra
que el rayo esculpió, tan verde eres, oh tierra... Verde,
tierra de mi alma
¿No fui niña que a la boca del pozo jugaba?
Aun juego...Este espacio es mi patio, las piedras mi
viento.
Veo lo que quiero ver...De la poesía: que eran otros
tiempos aquellos en los que los poetas morían por la 
causa,
les despedíamos con mirtos y nos volvíamos a su poesía
sanos y salvos...
Pero en época de tabloides, teles y estruendo, dejamos
que coja polvo su poesía y tan contentos
y al volver los vemos de pie en nuestra puerta

 
En memoria de Pepa, que amaba la tierra y las piedras de Sabayés y que nunca dejó que ningún poeta, ni ningún artista, ni ningún soñador cogiera polvo y olvido, así la recordaremos.

Leonor y Alberto Andres Lacasta

 

Te escribo en nombre de un gran grupo de españoles en Amsterdam,amigos de Pepa y Jan, para decirte que sentimos enormemente la pérdida de Pepa, para nosotros era una figura imprescindible y adorable en Amsterdam. Hay ahora mismo muchos ánimos rotos que os acompañan en el sentimiento.

María Eugenia

 

Me siento tan triste  pero al mismo tiempo, y sabiendo que la muerte es parte de la vida, ella tuvo una vida intensa y satisfactoria, y es admirable como ha pasado esta fase. Siempre de acuerdo con sus ideales. La admiro y siempre estará en mi memoria como alguien entrañable, he aprendido mucho de ella. Qué elegante! Qué lista! Como sabe escuchar! Y lo bien que cocinaba? Todo esto hubiera querido decirle pero llegué tarde. También sabia que no quería ver a nadie.
 
No sabéis cuánto la voy a echar de menos. Pero es la vida... Seguirá entre nosotros. 

Mercedes

 

Foto Vicente

Los hijos de Pepa. Pocas veces tiene uno el privilegio de conocer a una autentica dama como las que describía Henry James. Acabábamos de llegar a Amsterdam con CRUSTACEOS seleccionada al IDFA y más perdidos que un pulpo en un garaje, Antonio Llorens Sanchís nos contactó con Pepa Santolaria que nos cedió su galería de Arte para ofrecer un vino de presentación de la película. Pepa convocó a todos sus amigos y clientes de la galería, a Violeta Artos, Montse Guillen, y muchos más. Al poco, gracias a esa personalidad exquisita y cercana a la vez, a la amabilidad de Jan su marido, éramos como una pequeña familia. Cada día, volvíamos a hablar y comentar con ellos. Descansa en Paz, Pepa.

Vicente Perez (Cineasta)

 

Ya hace una semana que Pepa nos dejó,  nos cuesta creerlo, aceptarlo,
no nos hacemos a la idea, hace algo más de un mes estábamos juntos en
su casa, compartiendo su amistad, su cocina, su charla, su entusiasmo…
Con su hospitalidad ya se había encargado de organizar y facilitar nuestra estancia, 
desde la programación en el IDFA hasta detalles tan
especiales como enseñarnos la nueva Filmoteca, o salir por la noche a
“charlarnos” una cerveza en un bar.
Nos conocimos en Ámsterdam cuando llevé la exposición dedicada a la
película “Los Olvidados” de Buñuel y nos hicimos amigos, pero amigos
como le gusta a Pepa, amigos que comparten, que planean, que logran
sacar adelante proyectos, como sucedió con la exposición de Jan
“Miradas contra el olvido” que expusimos en el CBC, en el marco de la
quinta edición del Festival de Cine. Desde entonces se convirtió en
nuestra mejor embajadora, compartiendo nuestro entusiasmo por el cine,
asistiendo al Festival y transmitiendo su energía y su afecto a todos
los invitados.
Pepa siempre hace lo mismo, crear una red en la que la amistad va más
allá, es una forma de compartir intereses, una manera de que unos y
otros nos conozcamos, pero nos conozcamos para apoyarnos, para
participar en proyectos. Una amistad activa.
Hablamos de muchas cosas, también del Festival de Calanda. Me dijo
que, como otros años, no se lo quería perder. Me recordó la publicidad
que nos hace entre los amigos, entre los conocidos y desde la galería.
Pepa, ya sé que te has ido, pero de alguna manera, este año estarás en
nuestro Festival, junto a Jan, como siempre.

Javier Espada y Concha

 

 

Siempre te admiré, Pepa, por tu tesón y constancia. Nada se te ponia por delante.
Viviste la vida de un modo intenso,siempre con proyectos e ilusiones y dispuesta a todo.
Compañera de Jan durante tantos años, dos nombres inseparables JAN Y PEPA  PEPA Y JAN.

Te has ido discretamente pero has dejado una estela imborrable.
Gracias Pepa.

Lola Santolaria

 

Todos tendríamos que aprender de ti, Pepa, por como has vivido la vida, tu vitalidad incansable, tu generosidad, tu hospitalidad y sobre todo tus valores.

Recuerdo con gran cariño las convocatorias en Sabayés donde toda la familia nos reuníamos, gracias por esos momentos mágicos, sin ti no habrían sido posibles.

En esta sociedad en la que el egoísmo y la falta de valores son una constante, que se nos vayan personas como tú Pepa, aún duele más. La verdad que vivimos en una vorágine diaria que sólo la muerte te hace parar a reflexionar en que estamos aquí de paso y que hay que aprovechar el tiempo en lo que realmente merece la pena, tanto en proyectos profesionales como personales y en pasar tiempo con las personas que nos quieren o nos pueden aportar algo para cumplir nuestros sueños. En esto tú has sido un ejemplo.

Siempre te recordaremos, gracias por engrandecer este apellido.

Familia Santolaria Alerre

 

He sentido como un mazazo al abrir el correo y enterarme del triste suceso de la perdida de nuestra querida Pepa.
Siento que algo de mi vida se ha marchado.Vienen a mi memoria los tiempos de adolescente que compartimos.
 

Pepa !Gracias por tu existencia! y por las alegrías que contigo y con Jan compartimos. Se va contigo una parte de mi vida. Dejas un hueco que muchas veces encontraré a faltar. Allá donde estés recibe un abrazo muy fuerte y hasta que nos juntemos para siempre.

 

Joaquín y Amelia

 

Sólo quiero que sepáis que me tenéis aquí, en Madrid o en Sabayés, para todo y para siempre.
Lo mismo que yo la tendré a ella en mi corazón porque ha formado una parte muy importante de mi vida, con su cariño, su generosidad sin límites, su acogida (vuestra acogida, Jan) con alegría, sus deliciosas cenas, los desayunos a las 10... Lo mismo en los momentos buenos, cuando ayudábamos a organizar una cena para 200, que en los malos, cuando llegaba yo sola, prohijándome y arropándome para que no me sintiese aislada...
Sé que lo ha hecho siempre para todo el mundo, pero yo nunca olvidare la parte que me tocó en ese reparto constante.

Me da miedo volver a Sabayés. Será un vacío infinito.

Gloria Alcazar

 

He sentido mucho la pérdida de Pepa, le tenía mucho cariño y aprendí muchas cosas de ella, en esas tardes juntas en la residencia cuidando de Carmen y Angel.  A pesar de estar en el centro, ella siempre me trasladaba a imágenes cálidas del mundo, a sus vivencias y emociones.  Admiraba la pasión con que vivía todo, me transmitía lo que el arte le daba a su vida, me encantaba el esmero e incluso los rituales de cuidados con que agasajaba a sus padres.  Siempre con su sonrisa, con su cariño, con su buen hacer, haciéndome sentir como una más de la familia.  Recuerdo sus abrazos en sus jerseys de angora taaaaann amorosos que eran una prolongación de su corazón:  fuerte  y a la vez dulce y cálido.
Siempre pendiente de Ana, siempre preguntándome por ella desde mi visión de amiga.Pepa!!! estés donde estés gracias por todo, ha sido una suerte conocerte.

Begoña Vitalla (Huesca)

 

 

Qué recuerdo tan hermoso.
Mantendremos a Pepa en la memoria tal y como ella lo hubiera querido, animados por su sonrisa perenne y su vitalidad inquebrantable.
Y tomaremos ejemplo de su afán por hacer la vida más bella a su alrededor. Ella poseía el talento para hacerlo posible.
Un abrazo muy fuerte.

Regina y Nacho

 

Me ha entristecido mucho la noticia del fallecimiento de Pepa. Tan inesperado.
Aunque nos conocíamos desde hacía poco tiempo, siempre la sentí muy cercana. La fuerza, la vitalidad y el cariño que transmitía eran una fuente de inspiración. A finales de noviembre estuve en la galería con una amiga de España visitando a Pepa; disfruté muchísimo de su conversación y de la pasión con la que nos contó su vida y como te conoció.
Se ha ido, pero Pepa es una de esas personas que ha dejado huella en muchos de nosotros y siempre la recordaremos.
 
Vanesa

 

Nos alegramos de haber conocido a una mujer como Pepa. Desde el primer día nos hizo sentir como en casa con su cariño y generosidad. Era una mujer increíble y única. Nos consuela pensar que ha tenido una vida plena y feliz y que haya sido ella hasta el último momento.
Estuvimos hablando mucho de vosotros, con mucha tristeza y alegría a la vez. 
La semana pasada pasé algunas noches sin dormir bien y llorando mucho por ella y sabes algo? me encanta sentir tanto por alguien. Pensamos que cómo en tan poco tiempo pudo llegar tan dentro de nosotros. Puedes sentirte el hombre más afortunado del mundo por haberla tenido por completo, su mente, su corazón, su fuerza, su alegría, su amor. 
Os queremos mucho,
 
Victor y Victoria 

 

Quería buscar un poema para Pepa pero nada es tan bonito como ella. Así mejor le escribo lo que pienso.
Querida Pepa,
Gracias por dejarme ser tu amiga, por darme tu cariño, gracias por tu
elegancia, dignidad, amor y generosidad  hacia mi y hacia todos los que acogías en tu casa.
Gracias por esa lección de vida que me has dado. Vive la vida intensamente en cada cosa que haces, me dijiste hace poco; te prometo que lo intentar
é,
Haber compartido este tiempo contigo ha sido un regalo maravilloso y único.
eguiremos nuestras vidas pero tu ejemplo perdurar
á en nuestras mentes y nuestros corazones.
No te olvidar
é!

Violeta Artos

 

Desde el primer momento de conocerla Pepa me ha encandilado, me transmitía una paz y seguridad con sus palabras siempre tan positiva y llena de vida.

La admiro como persona llena de ideales y luchadora, que ha vivido siempre la vida que ha querido vivir. Estando cerca de la gente, ayudando y dando sus sabios consejos. En esta última etapa en la que yo estaba buscando trabajo hizo todo lo posible por ayudarme, siempre le estaré agradecida y la tendré en mi memoria.

En mi recuerdo me llevo todos los días tan especiales que he vivido junto a vosotros en Savayés y en Barcelona, gracias a los dos por ser así.

Paula Alonso

 

Pepa era uno de esos seres humanos que cuando se cruzan en tu vida te sientes muy afortunada.
He tenido la inmensa suerte de disfrutar de su amistad, amor, generosidad, sus firmes convicciones sobre la vida, la justicia y la humanidad; además de su energía, alegría y hospitalidad.
He aprendido mucho de ella sobre arte y sobre la vida. 
Los recuerdos después de su partida son innumerables y muy valiosos.
Me alegra mucho que mis hijos hayan tenido la oportunidad de conocerla y recibir su cariño y ternura. 

Te quedas en mi corazón Pepa, para siempre.
 

María Lopez

 

Sin duda la vida de Pepa fue una vida plena y dedicada a mejorar la de los demás. Me cuento entre los afortunados que la conocieron y pudieron compartir alguno de vuestros proyectos.
 
Pepa ha sido una de las personas que mejor ha entendido y difundido la capacidad del arte para mejorar nuestras vidas. Sin duda nos ha ayudado a construir un mundo mejor.
 
Acabar el edificio de la Fundación y ponerla en marcha será el mejor homenaje a su memoria.

Sixto Marin

 

Despedida de una amiga:

Me despido de una amiga, sí, porque eso es lo que fuiste fundamentalmente en los últimos diez años, desde que te conocí.

Pepa Santolaria fue… ¡ me resulta tan difícil hablar de ella en pasado ! pero sí. Pepa era una mujer inteligente, mucho, pero además y también  era valiente, trabajadora,  solidaria, responsable  y generosa.

Valiente cuando, con poco más de veinte años, -- en la sociedad oscense, década de los sesenta --  respondió a la llamada de Jan, su compañero en la vida, y con poco más que lo puesto fue a su encuentro y le siguió durante años en un periplo por varios países del continente africano donde él ejercía su profesión. Pero Pepa era mucho más que la fiel compañera de un valiente geólogo, y lo demostró en todos los países por los que la vida le llevó.

Trabajó en la embajada española en Arabia Saudí; en Brasil, en París o en Barcelona para empresas extranjeras. Hablaba varios idiomas además del español y el holandés que, como ella me contaba sonriendo, aprendió rápidamente porque necesitaba entenderse con su suegra.

Solidaria con el sufrimiento ajeno, lograba introducir en la conversación elementos de juicio necesarios para la comprensión de muchas de los padecimientos que afectan a nuestra sociedad, adoptando siempre ella la voz de los desheredados.

Responsable desde el momento en que, junto a su compañero, se decidió por el sedentarismo y abrió una galería de arte en Amsterdam; en una de las arterias más  hermosas de la emblemática ciudad holandesa. Se proponía dar a conocer la obra de Jan como pintor, actividad que siempre había ejercido y a la que desde entonces se dedicó primordialmente, pero también la de otros artistas: pintores, escultores, hombres y mujeres en cuyas obras  Pepa creía. Y llevó hasta Holanda obras de Alberto Carrera, Jorge Gay o Mapi Rivera por citar algunos nombres muy nuestros, muy aragoneses.

Y qué decir de su generosidad… Pepa sabía mucho y compartía. Sabía de la vida porque había vivido en muchos sitios, sabía de arte porque, además de que le apasionaba, llevaba ya dos décadas ejerciendo como galerista.

Y en cuanto la conocías intuías que ibas a poder contar con ella, con su magnífica hospitalidad, con sus consejos, con su afecto, con su compañía. Porque además Pepa sabía escuchar, cosa difícil en esta sociedad de urgencias.

Me despido de una amiga de imposible reemplazo. Conocerte fue una suerte para mí. Ojalá tu valentía, ante la vida y ante la muerte, nos ayuden a trazar el camino de los que, de momento, nos quedamos.

 

Te he querido mucho Pepa, ahora, escribiendo estas líneas y enjugándome las lágrimas por tu ausencia, empiezo a ser consciente de que te he querido incluso mucho más de lo que me imaginaba.

María Jesús Buil

 

Como ayer recuerdo la primera vez que fui con Pepa desde Barcelona a Sabayés hace unos 20 años y nos conocimos. Desde aquel día hemos vivido muchas cosas y mucho hemos disfrutado compartiendo nuestras vidas, familia y amigos. Momentos que forman parte de nuestros recuerdos más preciados y brillan como las estrellas en el cielo, allí, encima de la bella durmiente.

Pepa siempre fue la fuerza que unió a personas de todo tipo con su calor y hospitalidad. Para ella las personas estaban por encima de las opiniones y era generosa con su cariño, abrazos y besos. Los niños la echarán de menos, y yo, como uno de sus hijos adoptivos, aún más. Ir a tu casa era como ir a casa en navidades, aunque a lo mejor era verano, o primavera, o cualquier fin de semana. Tu casa es un hogar para muchos.

Sentiré su ausencia en vida pero llevaré su presencia en mi corazón para siempre. Pepa ha sembrado mucho y ha enriquecido la vida de las personas que han tenido el privilegio de pasar tiempo con vosotros. Así un trocito de ella nos acompañará en nuestro camino y sus palabras, abrazos y sonrisas nos harán sonreír con ternura cuando aparezca en nuestros pensamientos y estamos un ratito a solas con ella en nuestros momentos íntimos.

El circulo se ha cerrado, un circulo que conecta y que nos unirá para siempre.

Gert-jan Geerse

 

Hemos sentido muchísimo la triste noticia, no acabamos de asimilarla: estaba tan llena de vida y de proyectos y tenía tanto ánimo y tan buena disposición para todo…Sentimos no haberle podido dar un abrazo de despedida, ni sabíamos que estaba enferma, ha sido todo tan rápido…

Jan, has tenido la suerte de tener contigo durante tantos años a una mujer estupenda, sensible y cariñosa que te ha querido y seguido en todos los proyectos que habéis emprendido juntos. Toda una vida unidos. Es una historia de amor y de convivencia enternecedora y bella. Decía Luis Rosales que “la muerte no interrumpe nada” y así debe ser: el recuerdo de Pepa estará siempre a tu lado y hará posible que sigas con los proyectos que teníais pendientes.

Sol Otto y Carlos Gomez

 

Pepa Santolaria, gracias.

Gracias por tu don, por tu energia y vitalidad, por enseñarnos a vivir, por ser un referente.

Imaginar a  Pepa junto a Jan siempre ha sido (es) sentir ilusión de vivir, ganas de disfrutar de la vida, responsabilidad de ser coherentes. Pepa, cómo nos has trasmitido tu pasión por el arte, el arte para expresar y entender la vida, el arte para mejorar el mundo. Tu gusto de compartir la amistad, tu hospitalidad y simpatia, tu educación y el respeto, tu sensibilidad, tu visión del mundo.
 
Pepa, pensar en vosotros era (es) insuflarnos de energia, de ganas de vivir y disfrutar viviendo, ganas de aprender y ser mejores. No ya un modelo, sino un tornado que te impulsa, que te envuelve con su torrente irrefrenable y te eleva. Pepa nos has ayudado a vivir, nos sentimos huérfanos sin ti. 
Vamos a dejar que tu fuerza siga viva y actuado en nosotros.
 
Julián y Vicen

 

Color y calor. Amabilidad y respeto. Profunda sensibilidad, gran sentido común y de lo común. Arte, justicia, mirada clara, cariño, hospitalidad. Estas son, Pepa, algunas de las cosas que sentimos de tí y percibimos en los momentos de encuentro que tuvimos la suerte de compartir.

Un abrazo intenso allí donde estés, un abrazo intenso para la hermosa familia que te rodea y te quiere, un abrazo intenso para todas las redes humanas y de amistad que fuiste tejiendo y que te van a añorar tanto. Transformación. la hermosura de tus ideas e ideales,  tus sentimientos y energía quedan compartidas... quedan impresas en muchos lugares... pero, sobretodo, en Sabayés y el proyecto de la Fundación...ese lugar tan especial como tú. Nos dejas tu color y tu calor.

Javier y Javier 

 

Hola Jan: soy Mario,estuve en vuestra casa con motivo del festival de cine documental, con Crustáceos. Siento una gran pena. A pesar del poco tiempo que estuvimos juntos, nos convertimos en entrañables amigos en el tiempo eterno. Ahora mas real que nunca. Inolvidable el cariño y la buena predisposicion para con nosotros.

Mario Zorrilla

 

 

Pepa nos dejó marcados de la manera mas positiva desde el día que la conocimos. 
 
Su fantástica generosidad, amabilidad y energía siempre me llamaron la atención y sin duda estas cualidades quedan entre nosotros como una lección de vida y su recuerdo vive en la memoria de los que fuimos tan honrados en conocerla. 
 
Su pasión por el arte, por disfrutar la vida y por compartir todo con las personas que la rodeaban definen a Pepa como una persona irrepetible. Su forma de ser la convirtió en un punto de referencia y contacto para una comunidad que con la excusa de una afición común en forma de arte, ante todo disfrutaba de su compañía, elegancia y alegría.
 
Luis

 

Quiero manifestar mi sentimiento especial por la pérdida de una mujer fantástica. Ha partido una mujer super interesante, exquisita, elegante y amante del arte y de la vida,  quiero expresar mi sentimiento de pérdida y de enseñanza recibida. La pude conocer un poco y disfrutarla viendo el vídeo de Españoles en el Mundo, donde ella muy bien expone su amor por el arte, que hace enamorarte de su forma de ver la vida y el arte.

Claudia

 

Recibo con enorme dolor la tristísima noticia del fallecimiento de la inigualable Pepa. Aunque hace años que no nos vemos, el recuerdo de su arrolladora personalidad siempre ha estado presente junto con los buenos momentos que todos compartimos en Arabia Saudí.

Alfredo Capdequi

 

Con un corazón pesado y mucha tristeza, te enviamos esta nota para expresar nuestro profundo pésame por escuchar que tu bella Pepa ha pasado al amor eterno.  Estamos sin palabras y muy chocados de recibir esta noticia tan triste.  Pepa nos ha dejado con lindos recuerdos de alegría y con un gran placer de haberla conocido.  Una dama completa.  Permíteme expresar unas cuantas palabras en inglés para mejor expresar lo que Pepa ha sido para nosotros.

Goodbye Pepa.  You left us too soon.  Thank you for your lovely smiles; for the unconditional affection you blessed us with since the day we first met not long ago.  Thank you for enriching our lives; for welcoming us into your circle of friends; for the pleasure of letting us share in your company.  Thank you for bringing us closer to home away from home.  Your kindness was genuine - an inspiration to us all.  You will be sorely missed by all who loved you – a long list that surely includes everyone you touched in your life.  You left us with a hole in our hearts, but are grateful for having filled it with a cherished memory of your essence.  A love for art – an art for love.  Rest in peace dearest Pepa.  We will carry on in your name.
Neifor & Blanca

 

La noticia nos ha caido como un mazazo, así súbitamente.... No nos lo podíamos creer.
Todos los que conocimos a Pepa sabemos que era una mujer muy especial. En cuanto la conocimos en Arabia Saudita quedamos impresionados por su arrolladora personalidad, vitalidad y amabilidad. Pero era mucho más.... cercana, afable, enérgica, una gran gestora, amiga de sus amigos, y lo más importante; una gran persona. Siempre la tendremos presente porque haberla conocido fue un privilegio y nos ha dejado una fuerte huella.
José y Mercedes
 

 

 

Me he enterado por los medios de comunicación del fallecimiento inesperado de tu esposa Pepa. Nos conocimos hace un tiempo y siempre o casi siempre con motivo de alguna exposición tuya, siempre comprometida con el arte y contra las injusticias.
Como tú bien dices, Pepa consideraba el arte como una forma de elevar el espíritu.
En estos momentos dolorosos te animo, si es que es justo animar impulsos, a que su recuerdo y su sabiduría y su compromiso con el arte te ayuden a seguir en este mundo en el que a pesar de todo siempre hay una luz para seguir adelante

Ricardo

 

Nos faltan palabras para expresar la inmensa tristeza y dolor que ha supuesto para nosotros la pérdida de nuestra maravillosa y alegre Pepa. Y digo nuestra porque para nosotros Pepa era una figura imprescindible, parte de nosotros en Amsterdam: la alegría de Singel y la abuela de Julia en Amsterdam. Para nosotros Pepa fue todo un ejemplo, de esas personas que encuentras excepcionalmente en la vida, sin copia.

Hoy los tres nos sentimos un poco huérfanos. El cariño y la generosidad con la que nos recibisteis desde un principio fue algo excepcional. Pocas veces hemos conocido a una persona tan llena de vida como Pepa y que la transmitiese a los demás de esa forma tan cercana y entrañable. Echaremos profundamente de menos a nuestra querida amiga Pepa.

María y Juan

 

estamos consternados por la desaparición de Pepa, y por el dolor tan
profundo en el que en estos momentos vives,
tan solo decirte que sabes que en Ipiés tienes un refugio de calor y
amistad y cuando regreses a Sabayés nos llames para encontrarnos
Nos queda el recuerdo vivo de Pepa llena de luminosidad interior.

Montse y Miguel Mainar  
 
Me enteré por Alberto Lacasta del fallecimiento de Pepa. Fue un mazazo y me obligó a dejar el trabajo, levantarme y ver por la ventana. Primero sentí tristeza y luego me recordé de ella: siempre positiva, siempre amiga, siempre con una sonrisa y una mano solidaria y acogedora.Prefiero recordarla así y pensar que vivió tal como pensó y al lado de su compañero de muchos años de vida.

Te deseo mucha fuerza y espero que pronto nos veamos por Sabayés y con un vino en la mano recordemos el aroma de su presencia.

Luis Nieto y Mª Luz

 

Qué difícil es expresar la tristeza que siento en estos momentos. Me enteré ayer por la noche, ni si quiera sabía que Pepa no se encontraba bien...
La vamos a echar mucho de menos. Toda esa energía, esa capacidad de trabajo y esa manera de hacerse querer siempre.
Espero verte pronto para poder darte un beso. Quizás para entonces haya encontrado las palabras que busco.

María

 

He sentido tanto la marcha de Pepa, que no puedo expresárlo con palabras. La noticia ha sido hoy en la mañana como una gran ola negra que me ha arrastrado a la tristeza todo el día. Pepa sonriente, Pepa bromeando, Pepa ilusionada con un nuevo proyecto, siempre elegante,  siempre activa... para siempre  llevaré estas imágenes en mi corazón y su presencia como una de las experiencias más positivas de mi vida.
Lo siento mucho Jan. Todos los que la hemos conocido, estoy seguro, sentimos parecido. Pero su positividad y belleza seguirán con nosotros. Acompañándonos 

Nacho

 

Querido Jan, muchas gracias por tu correo. Hace unos días recibí una llamada de Concha y Javier con tan triste noticia.Como humanos nos resistimos a la pérdida de la materia a pesar de que un espíritu libre y generoso como Pepa no desaparece nunca.Han sido unos pocos pero intensos encuentros con vosotros desde aquel primero en Calanda y desde entonces ha sido un privilegio teneros en mi vida. Recordar a Pepa es recordar a Jan. Pensar en Jan es pensar en Pepa, creo que siempre os habéis mostrado y expuesto al mundo de esta manera, una inspiración para todos nosotros. Recordaros es vivir vuestro compromiso contra las injusticias, especialmente la que más nos unía, la palestina. Al recordarla me envuelve una sensación de belleza, la suya y la que era capaz de crear a su alrededor. Generosa, elegante y vital, muy vital. Cuando la conocí pensé que quisiera envejecer con su misma dignidad, juventud, sensibilidad… y con alguien capaz de transmitir amor por la vida como vosotros juntos.Querido Jan para todos nosotros siempre seréis Pepa y Jan, Jan y Pepa; libres, independientes pero inseparables.

Sandra Barrilaro

 

Fué estela más serena, suave y firme has dejado en las personas que te hemos conocido…una estela imborrable de energía y sosiego, diálogo y escucha, elegancia y sencillez…Gracias, Pepa, por habernos dejado esa semilla tan valiosa, que seguro germinará en cada uno de nosotros…Jan,  las personas que nos dejan tal huella …no se van nunca…
 

Trini Arranz

 

Hemos sentido mucho el fallecimiento de Pepa, a la que admirábamos y queríamos mucho. La vamos a echar
de menos, no la vamos a olvidar. Su sensibilidad y su energía seguirá siendo un estímulo para nosotros.
Nos gustaría seguir manteniendo el contacto contigo, como hacíamos con ella, y continuar informando de las actividades de la galería y de la Fundación. Estamos a tu disposición

Myriam Martínez (Diario del Aragon)

 

 

Pepa no estará con nosotros físicamente pero siempre estará en nuestro pensamiento y corazón. Es imposible olvidarla porque fue una mujer maravillosa, inteligente, muy afectuosa, alegre, distinta e irrepetible.
Es una verdadera lástima que se nos haya ido pero nos queda su bellísimo recuerdo que nos anima a seguir luchando, viviendo, disfrutando.
 

Pipi Torres y Jose
 

La noticia nos ha caido como un mazazo, así súbitamente.... No nos lo podíamos creer.
Todos los que conocimos a Pepa sabemos que era una mujer muy especial. En cuanto la conocimos en Arabia Saudita quedamos impresionados por su arrolladora personalidad, vitalidad y amabilidad. Pero era mucho más.... cercana, afable, enérgica, una gran gestora, amiga de sus amigos, y lo más importante; una gran persona.Siempre la tendremos presente porque haberla conocido fue un privilegio y nos ha dejado una fuerte huella.
 

José y Mercedes

 

 

 

14/01/2015 15:34 Antón Castro Enlace permanente. Fotógrafos No hay comentarios. Comentar.

PEPA SANTOLARIA: RÉQUIEM

 

[Estos días, a los 69 años, fallecía Pepa Santolaria, galerista de arte en Ámsterdam y compañera del pintor Jan Van Eden. La entrevisté en su casa de Sabayés en el verano de 2007; me acompañó mi hija Aloma. Creo que Jan van Eden preparaba una exposición para la Fundación Alcort de Miguel Ángel Córdoba. Recupero esta entrevista. Conservaba un magnífico recuerdo de ella. Aquí se ve su fascinante vida, su entusiasmo, su pasión por la creación artística, su voracidad de conocimientos. Me escribió un poco antes de Navidad para recordarme un viaje aplazado a su casa en Ámsterdam.]

Fotos: Aloma Simpé

 

 PEPA SANTOLARIA

"La cultura y los artistas son la esencia de la vida, sin ellos no podríamos sobrevivir"

"Mi boda fue de película, imagínese que despierto en África, con los colores, sonidos y olores de este continente"

"Hemos trabajado todos intensamente en esta casa de Sabayés: las vacaciones eran campos de trabajo"

"Jan Van Eden es un pintor de mensaje, se involucra y muestra lo que siente y piensa, y lo hace sin tapujos"

[Pepa Santolaria ha vivido en tres continentes desde mediados de los años 60. Aquí está en Zambia, donde se casó y donde vivió escenas de película. Pepa conserva muchos álbumes de aquellos días, y algunos tan pintorescos, que capta la sesión de baño.]

*Pepa Santolaria y Jan Van Eden, en la casa que "abraza" de Sabayés: un refugio de arte abierto a la Hoya y a las montañas altivas.

Textos: Antón Castro                      http://antoncastro.blogia.com/

 

 

Nadie sabe mejor que tú Jan que era una mujer extraordinaria. Una mujer luminosa, llena de bondad, pasión por la vida, el amor, el conocimiento y el arte. Una de esas criaturas que ayudan a mejorar el mundo y que nos mejoran a todos con su entusiasmo. Era una estrella de cada día desde su afecto hacia las pequeñas cosas y sus múltiples detalles.
Conservo un recuerdo inmejorable de nuestros encuentros y de aquella estancia, larga y feliz, en vuestra casa de Sabayés... Te mando todo mi consuelo y mi cariño y mi admiración. Hoy, en 'Artes & Letras', le rindo un pequeño homenaje y recuerdo algunas de sus palabras.
Un gran abrazo. Un gran abrazo para ella en su camino hacia los nuevos territorios del arte y de otra vida.

 
Antón Castro

 

 

Un momento fugaz y vi una vida 

Fueron varios instantes fugaces, la exposición de cuadros de Jan sobre Palestina -descargando las pinturas y ya encontrando el espacio de ellas, aprovechando las columnas, la luz, haciendo un itinerario del visitante, en la embajada de Pio XII en Madrid; después en la casa fundación del pueblo Nueno en Sabayés de Huesca. Allí, la casa de Pepa y Jan, su dormitorio, la cocina, el patio, tantas cosas respiraban luz, aceite, blanco, energía y tranquilidad, sensualidad, amor,... que daba calma, un sosiego de conocer y tocar sensibilidad, su traducción en obra, belleza, pero sobretodo tocar, lo que necesitaba santo Tomás, una pareja, un hombre que había dado un salto adelante hacia un vivir mejor junto a una compañera, Pepa, que es la vitalidad de ver y hacer llegar la belleza, fluyendo su energía de vida y entregándosela a todos los que pudieron acercarse a ella. El ha sido el más afortunado.

La última imagen que retengo es la de la pareja en moto en Calanda. Bonnie and Clyde, asaltadores del cielo de esta tierra, esparciendo alegría y vida.

 
Santi

 

 

 

 

 

Hemos estado unos días de viaje, sin conexión a Internet. A la vuelta hemos sabido la tristísima noticia.

Pepa era una gran persona, una artista de la vida. Supo imaginar la belleza, impregnar de amor cuanto hacía y aunar y reunir muchas voluntades para hacer verdad el camino del arte.

Recibe nuestro más  profundo y sentido  pésame, con toda nuestra fuerza y ánimo.

Cuenta con nosotros para lo que necesites y sobre todo para seguir manteniendo vivo el recuerdo de Pepa.

 

Nieves y Jorge

 

Soy Myriam Martínez, del Diario del Altoaragón. Hemos sentido mucho el fallecimiento de Pepa, a la que admirábamos y queríamos mucho. La vamos a echar de menos, no la vamos a olvidar. Su sensibilidad y su energía seguirá siendo un estímulo para nosotros.
 
Myriam Martínez
 

 

 

COMUNICACIÓN DE LA PRESIDENTA del govierno de ARAGON

12 de enero de 2015

A: Fundación VANES (Van Eden-Santolaria)

Nueno-Sabayés (Huesca)

E-MAIL: info@fundacionvanes.org.es

TEXTO:

Sorprendida por el fallecimiento de Pepa Santolaria,quiero trasladar a su esposo Jan Van Eden y a su Fundación mi testimonio de condolencia y solidaridad en estos momentos dolorosos para familiares y amigos.

Ya desde la memoria guardaremos el recuerdo de Pepa Santolaria como una persona con gran capacidad acogedora, con especial sabiduría y con total proximidad con todo aquello que significaran iniciativas y proyectos del mundo artístico aragonés.

Descanse en paz.

Un cordial saludo.

 

Luisa Fernanda Rudi Úbeda

Presidenta de Aragón

 

Fernando Fernandez Aguayo
Consejero Cultural - Embajada de La Haya

 

 

Fallece la galerista oscense, afincada en Holanda, Pepa Santolaria   -    Radio Huesca

 

Como una persona "valiente, generosa e inteligente" definen quienes conocieron bien a esta mujer que, procedente de Sabayés, vivió en África hasta que recaló en el año 85 en Amsterdam donde dirigía su galería en el corazón de la ciudad de los canales. Casada con el artista holandés Jan Van Eden, ambos tenían ahora su ilusión puesta en la Fundación van Eden-Santolaria, en Sabayés, con un proyecto del arquitecto Sixto Marín.

La rapidez en la evolución de una enfermedad diagnosticada estas navidades, ha hecho que el mundo del arte esté todavía reaccionando ante la pérdida de una mujer a la que María Jesús Buil del espacio de arte de La Carbonería conocía bien.

Desde la galería Art Singel, ubicada en el corazón de Amsterdam, Pepa intentaba siempre ayudar, servir de nexo de unión entre artistas. Hace dos años fue protagonista del espacio de televisión "españoles por el mundo", donde aseguraba que su drama era no poder ayudar a todos los que la necesitaban. En esa misma galería el pasado mes de diciembre se inauguraba la exposición de la oscense Mapi Rivera que permanecía hasta este fin de semana.

En marzo del año pasado, el matrimonio, comenzó la construcción en Sabayés de la Fundación Van Eden-Santolaria que pretende albergar las obras de la colección Vanes. Siguiendo el proyecto del arquiteco Sixto Marín, la filosofía de este edificio es la de difundir la obra de Van Eden asi como poder contar con obra de otros artistas de España, Holanda, Bélgica, Alemania y Oriente Medio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La galerista altoaragonesa Pepa Santolaria fallece a los 69 años

Natural de Sabayés, estaba al frente de la galería holandesa Art Singel 100 en Amsterdaml 

io Alta Aragon

12/01/2015


 

HUESCA.- La galerista de arte altoaragonesa Pepa Santolaria ha fallecido a los 69 años a causa de una corta enfermedad en Amsterdam, lugar donde residía desde hace varias décadas. Precisamente, en la capital holandesa había fundado junto a su marido, el artista Jan Van Eden, la galería Art Singel, que cumplirá treinta años en 2017, ya que su compañero ya ha anunciado que seguirá con el proyecto en el futuro.

 

2015 Pepa orbituarioOrbituario de Pepa en el periodico El Mundo edicion Madrid (viernes 13 de febrero 2015)por Javier Ortega.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Heraldo de Aragon - Anton Castro

15 enero 2015

 

 

 

 

        

 

Orbituario de Pepa en la revista "Encuentros" (Abril 2015)

por Guillermo Pascual

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos en la reunion de 2 de Mayo 2015 en memoriam de Pepa Santolaria

 Reunion de familiares y amigos intimos - in   memoriam Pepa

 


Inicio Fundación Colabora Actividades Colección Jan van Eden-biografia Contacto

 Copyright Fundación van Eden-Santolaria
For problems or questions regarding this Web site contact vanes@fundacionvanes.org.es